Defensa de la vida humana en la ONU: El caso de El Salvador

Defensa de la vida humana en la ONU: El caso de El Salvador
11 octubre, 2019 mvidal

Existe un claro contraste entre los grupos favorables a la defensa del niño por nacer y aquellos que ni lo toman en consideración. Hay una clara diferencia entre quienes buscan soluciones a la violencia sexual y aquellos que proponen medidas miopes que sólo perpetúan esa violencia.

En el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra se tratará la situación de los Derechos Humanos de El Salvador el próximo 4 de noviembre. Puede parecer que sólo El Salvador pasará el examen aunque, como en otros muchos países, las discusiones, recomendaciones y comentarios tienen implicaciones mucho mayores y afectarán a millones de personas incluso fuera del país.

A través de un mecanismo llamado Examen Periódico Universal (EPU) se estudia periódicamente el cumplimiento de las obligaciones y los compromisos en materia de derechos humanos por parte de los 193 Estados Miembros.

El Estado bajo examen se presenta, aproximadamente cada cuatro años, con una delegación en Ginebra y participa en un diálogo interactivo durante 3 horas y media. Los distintos Estados presentarán sus comentarios y recomendaciones a El Salvador el cual deberá decidir si las acepta o no. Los comentarios se basan en información de El Salvador, organizaciones de la sociedad civil y la ONU.

Para dar una respuesta válida y documentada debemos conocer tanto la legislación como la situación en el país y ese será el objetivo de este artículo en lo relacionado con el derecho a la vida y el aborto.

El artículo 1 de la Constitución de El Salvador, reconoce a la persona humana desde el instante de la concepción, y en su artículo 2 establece que «toda persona tiene derecho a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad, a la seguridad, y a ser protegida en la conservación y defensa de los mismos».

Este artículo hace un seguimiento del artículo 4 (1) de la Convención Americana de Derechos Humanos, de la cual El Salvador es signatario, y que dice: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, desde el momento de la concepción. Nadie será privado arbitrariamente de su vida».

Lamentablemente, y pese a las obligaciones constitucionales y legales de El Salvador de proteger el derecho a la vida de los no nacidos, de conformidad con su propia Constitución y la Convención Americana de Derechos Humanos, ha sufrido la presión de las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales para despenalizar el aborto en el país.

Vida SV (jóvenes provida de El Salvador) y HazteOir.org en su escrito y recomendaciones a El Salvador presentados para este Examen Periódico Universal denuncian la presión internacional para despenalizar y legalizar el aborto que socaban la soberanía de los países y debilitan el poder de acción de las instituciones encargadas de garantizar la salud pública. Esta injerencia internacional es palpable además tanto por la cantidad de recursos que se destinan a organizaciones a favor de la despenalización del aborto como por las opiniones vertidas por representantes de organismos internacionales y embajadas acreditadas en El Salvador.

Varios órganos de la ONU, expertos o relatores especiales han solicitado el aborto libre en el caso de embarazos después de violación o incesto, cuando la vida de la madre esté en peligro o cuando el feto sea inviable indicando que de no hacerlo esas mujeres siempre acuden a abortos clandestinos. Lamentablemente promueven una ideología supuestamente a favor de los derechos de las mujeres pero lo que hacen con ello es olvidar la inherente dignidad y el derecho a la vida, el primero y más básico de los derechos, de aquellos niños y niñas por nacer.

El equipo de las Naciones Unidas en El Salvador recomendó que se organizara un amplio debate sobre el aborto en el que participaran principalmente asociaciones de mujeres, y que se adoptara un protocolo de actuación médica que incluyera la cláusula del secreto profesional para dar seguridad al personal de salud en la práctica del aborto terapéutico sin temor a ser perseguidos penalmente. Es cuanto menos cuestionable el que se proponga un “amplio debate” y que se limiten y acoten tanto los temas a tratar como quienes pueden opinar sobre ellos.

En 2016 El Salvador se implementó la Consulta de Alto Riesgo Reproductivo para eliminar factores de riesgo para la vida de la mujer embarazada o la del hijo o hija por nacer

Varias ONG de las que presentaron recomendaciones para El Salvador indicaron su preocupación por la criminalización del aborto tanto para las madres gestantes como para los médicos o personal sanitario. En El Salvador el aborto está penalizado y algunas ONG indican que ha habido mujeres acusadas del delito de homicidio agravado cuando supuestamente habían sufrido un aborto espontáneo.

Desde este artículo se defiende la dignidad de la persona y la vida humana, la vida del no nacido y claro está que no se debería condenar a quien solamente haya sufrido un aborto espontáneo añadiendo una pena de cárcel a la pérdida involuntaria del niño por nacer. El juicio y la persecución penal deberían ir, principalmente, a quien se lucra con él y a quien promueve la muerte y eliminación de los niños y niñas por nacer.

El Salvador ha hecho esfuerzos y ha creado el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Mortalidad Materna Perinatal y Neonatal. Como resultado, la mortalidad materna perinatal y neonatal, muestra un significativo descenso siendo uno de los países con la mortalidad materna más baja en la región.

En 2016 se implementó la Consulta de Alto Riesgo Reproductivo para eliminar factores de riesgo para la vida de la mujer embarazada o la del hijo o hija por nacer. Los datos demuestran que en un país que pone grandes esfuerzos para reducir la mortalidad tanto materna como de los niños por nacer o recién nacidos se vean claros resultados y que proteger las dos vidas es posible.

Por otro lado, El Salvador sufre claros problemas de violencia, trata de personas, explotación sexual y de matrimonios o uniones forzosas. Una gran mayoría están relacionados con la existencia de las maras o grupos criminales liderados por jóvenes y su poder en el país. Lamentablemente, con cierta frecuencia estos crímenes quedan impunes. La justicia no siempre persigue a los violadores y ello evita la aplicación de la legislación criminal.

Muchas ONG, Estados u organismos internacionales prefieren poner el foco en despenalizar el aborto para casos de violación ocultando el verdadero problema de violencia sexual. Existen ejemplos en otros países en los que el recurso al aborto lo que hace es tapar y esconder la violencia sexual.

Hace unos años en Paraguay una niña de 10 años (conocida con el nombre ficticio de Mainumby) quedó embarazada del novio de su madre que llevaba violándola desde que tenía 6 años. ONG internacionales, como Amnistía Internacional, y organismos de la ONU se unían a la madre de la niña y pedían el aborto. La niña quería tener a su bebé, estuvo durante el embarazo en una casa de acogida para madres gestantes y no tuvo ningún problema ni complicación médica. Su padrastro fue acusado de violaciones múltiples y su madre de complicidad.

En otros países se ha demostrado que con inteligencia, estrategia, preparación y muchas ganas, se obtienen buenos frutos y que es posible defender las dos vidas. Una violación es un acto criminal, duro, violento y con consecuencias nefastas. Añadirle el aborto en el caso de que haya habido embarazo no soluciona los problemas sino que crea otros nuevos y niega el derecho a la vida al no nacido.

Finalmente, no debemos ser tan ingenuos como para pensar que en el Examen Periódico Universal de El Salvador el debate sobre la legalización del aborto y la eliminación del niño por nacer se decide sólo para El Salvador. Hay unas implicaciones internacionales muy importantes que afectarán a millones de personas en diferentes países. Si una sociedad deja de defender a los más pequeños e indefensos pronto perderá todo el respeto por la vida humana, por cualquiera, por todas.

La entrada Defensa de la vida humana en la ONU: El caso de El Salvador se publicó primero en Actuall.

Source: Actuall / Vida