El Gobierno de España impulsa la cultura de la muerte

El Gobierno de España impulsa la cultura de la muerte
10 agosto, 2018 mvidal

La ministra de Sanidad, Carmen Montón.

Pues sí, señoras y señores. Andaba servidora de ustedes de paso por Madrid un tórrido lunes 6 de agosto de 2018 haciendo gestiones cuando me topé al alba, en el bar en el que desayuné (me encanta desayunar en general y en vacaciones en particular), con una entrevista a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de Gobierno de España, Carmen Montón.

Entre trago y trago de café con leche me empapé de las ‘pildoritas’ de la ministra del Gobierno socialista de Sánchez a la que retrató en su día -con suprema elegancia-este generoso diario que me permite compartir con ustedes algunas reflexiones.

Debo confesarles que para mí la señora Montón, acérrima partidaria del aborto y de la educación afectivo-sexual (pagada con sus impuestos y los míos) irresponsable y sin compromiso alguno, no es una desconocida. La actual ministra hizo sus méritos en tiempos del presidente Rodríguez Zapatero. Ya sabía yo de sus extremistas ideas. Por fortuna, tras su disparatada entrevista en diario El Mundo la plataforma Derecho a Vivir le salió al paso enseñándole sus muchas vergüenzas.

Pero vayamos a lo que ha dicho la ministra en verdad. La entradilla de la entrevista en el diario la define como “médica y política” y también como “ala izquierdista de Moncloa, mujer curtida en la antiprivatización y el feminismo”. Yo quiero detenerme en tres asuntos que aborda la señora Montón al hilo de las preguntas.

El primer asunto se refiere a la eutanasia. El periodista le pregunta “¿Cuándo podrá un enfermo o un discapacitado decidir su muerte?”. Y ella dice que “cuando concluya el procedimiento de ley” porque “la propiedad de la vida también implica poder decidir cuándo se termina”. Y remata la faena asegurando que la eutanasia se legalizará en esta legislatura porque “parece que hay bastante consenso político”.

El segundo asunto es que las menores de 16 años puedan volver a abortar sin conocimiento de sus padres. Y es que el Gobierno de Mariano Rajoy sólo modificó la ‘Ley Aído’ (la norma abortista de Zapatero que consagraba el aborto domo ‘derecho’) en ese punto. La señora Montón lo tiene claro y va a intentar que las adolescentes aborten de nuevo sin intervención alguna de sus progenitores.

El tercer asunto -gran festín de doña Carmen Montón, que se ha debido ir de vacaciones feliz- es la ‘píldora del día después’ (PDD). La periodista Andrea Peña ya ha explicado en este diario, con datos, que la famosa pastillita mata. Y que, según todos los indicios, ha provocado al menos un infarto cerebral. Vamos, que no es una juanola, para entendernos. Lo que desea la señora Montón es que la PDD sea accesible y gratuita en centros sanitarios. Y en lo que se muestra rotunda es en su posición ante el derecho a la objeción de conciencia de los farmacéuticos respecto a la PDD. Concretamente le pregunta el periodista: “¿Cabe que las farmacias se nieguen a venderla por objeción de conciencia?” Y doña Carmen responde: “No”.

Hasta aquí los tres asuntos prometidos. Cultura de la muerte en estado puro: aborto a tope, incluyendo a las menores embarazadas víctimas de depredadores varios. PDD o pastilla abortiva sin control, gratis y para todas las mujeres independientemente de su edad. Y, por supuesto, acabar con nuestros mayores, enfermos y discapacitados con la eutanasia. Que no será voluntaria porque, una vez legalizada, ya se encargarán muchos de recordarle al abuelo que estorba y que va siendo hora de pedir que le den matarile. Así de claro.

No sé si es frívolo o grotesco pero en esta agenda ideológica criminal que ha presentado la ministra de Sanidad va y se cuela la homeopatía. Ya saben, esa medicina alternativa que tiene críticos pero también defensores (entre ellos no pocos médicos). Y doña Carmen se pronuncia también con gran rotundidad llegando a pedir que “los médicos y enfermeros no recomienden productos homeopáticos”. No soy usuaria de la homeopatía pero si lo era mi abuela materna, una mujer muy adelantada para su época (vivió casi un siglo, prácticamente el XX completo) que jamás probó un medicamento convencional y sólo tomó, cuando no tuvo más remedio, las píldoras homeopáticas que en su época eran casi iniciáticas y desde luego inaccesibles.

Así que no teman, damas y caballeros. Si son mayores o tienen alguna enfermedad crónica la ministra de Sanidad les impondrá la eutanasia. Si tienen hijas, nietas o sobrinas menores, podrán abortar las veces que quieran sin que su entorno familiar les ayude a consumir, como si fueran gominolas, las píldoras que acaban con la incipiente vida humana que llevan en sus entrañas.

Pero eso sí: si a usted le da por ser usuario de la homeopatía porque le da la gana o porque le ha ido bien en alguna ocasión, se arriesga a no encontrarla en su farmacia por orden de la señora Montón y a que su médico de cabecera o su enfermero le miren con horror si tiene el valor de preguntarles por las famosas pastillitas. Y no le digo nada si tiene la desgracia de regentar una farmacia. Esconda las pildoritas de medicina alternativa y exponga en el escaparate la PDD que mata a seres humanos en el seno de su madre y revuelve las hormonas adolescentes.

Nada como una ministra ilustrada para velar por la salud de los españoles.

La entrada El Gobierno de España impulsa la cultura de la muerte aparece primero en Actuall.


Source: Actuall / Vida