Carol Everett: “Nuestra meta era sacar de 3 a 5 abortos en cada mujer”

Carol Everett: “Nuestra meta era sacar de 3 a 5 abortos en cada mujer”
6 Septiembre, 2018 mvidal

Carol Everett fue directiva de una empresa de abortos antes de ser una importante activista provida

A los activistas del aborto les gusta afirmar que los pro-vida son mentirosos sobre casi todo. Afirman que las fotografías de las víctimas del aborto, que muestran la horrorosa realidad de lo que el procedimiento hace a los seres humanos que se desarrollan en el útero, son falsas (aunque no dirán cómo creen que se ve el bebé cuando el abortista la padece). Insisten en que los videos publicados por organizaciones como el Center for Medical Progress y Live Action son “adulterados”. Aseguran a todos que los trabajadores del aborto no son técnicos feticidas, sino simplemente feministas que ayudan a las mujeres de cualquier forma que les sea posible.

Esta es la razón de que los testimonios de quienes realmente trabajaron en la industria del aborto antes de convertirse en provida sean tan devastadores. Ha habido muchos desertores de alto perfil en los últimos años: el doctor Bernard Nathanson, uno de los fundadores de NARAL, Norma McCorvey, también conocida como Jane Roe, de Roe v. Wade, y el doctor Anthony Levatino, entre otros.

Carol Everett, una antigua proveedora de servicios de aborto, incluso escribió un libro a principios de los 90 detallando en qué consiste el negocio del aborto. Titulado Blood Money: Hacerse rico con el derecho de las mujeres a elegir , el libro de Everett expone a la industria del aborto precisamente como lo que es: un negocio, con bebés muertos como producto. Hace un tiempo, hablé con Everett sobre su experiencia como trabajadora de aborto. Esto es lo que ella me dijo.

¿Cómo se involucró en la industria del aborto originalmente?

Me involucré en la industria del aborto en un intento desesperado de justificar mi propio aborto. Dos semanas después de Roe v. Wade, me encontré embarazada: tercer embarazo, no era conveniente. Estaba casada. Mi esposo dijo: “Sabes, el aborto es la respuesta”. No lo pensé mucho y nadie dijo “detente”. Y en el momento en que tuve ese aborto supe que había asesinado a mi bebé… ¿A dónde vas después de eso? No puedes compartir eso con tu mejor amigo o tu madre. Pero lo que aprendí fue que podía llenar esos sentimientos y contarles a otras mujeres cuán grande era el aborto. Y fue fácil evolucionar hacia la industria del aborto que vende abortos a diario. Y luego evolucionó en más que eso. Se convirtió en un juego de números. Se convirtió en un juego de dinero.

¿Qué tan difícil fue involucrarse? Porque, según tengo entendido, terminaste administrando una clínica.

Bueno, no fue difícil para mí. Trabajé para un hombre, vendí suministros médicos. Fui una de las primeras mujeres vendedoras en Dallas, algunas personas recordarán esa época. Y estaba llamando a médicos todos los días, y teníamos esta cuenta que se puso en línea con la compañía de suministros médicos que fue muy rentable. Investigó, descubrió que era una clínica de aborto y decidió abrir la suya. Justo antes de que nos diéramos cuenta, tenía cuatro clínicas de aborto operando en el área de Dallas, Texas. Y llegó el día en que me dijo: “Vende abortos a medida que vas vendiendo suministros médicos, te daré una comisión de veinticinco dólares”.

“Todo lo que hice fue cambiar las técnicas de venta por teléfono. Y el aborto se convirtió en la única respuesta. Realmente no estábamos asesorando, éramos televendedoras”


Lo hice por un tiempo, y luego me llamó y me dijo: “¿Vendrás y dirigirás la clínica?” Y fue entonces cuando me convertí en parte de la industria del aborto. Vi el potencial de cambiar las técnicas de venta telefónica, porque las personas que atienden el teléfono en las clínicas de aborto son agentes de telemercadeo, venden por teléfono. El experto en embarazo es quien llama, ella compra basada en ningún examen físico. Sin examen, porque son los expertos. Y aumenté más del doble su negocio en solo un par de meses.

¿Cómo fue ese proceso de vender abortos?

Todo lo que hice fue cambiar las técnicas de venta por teléfono. Y el aborto se convirtió en la única respuesta. Realmente no estábamos asesorando, éramos televendedoras. Las llamamos consejeras telefónicas, pero fue algo así: la niña llamaba y decía: “Creo que puedo estar embarazada”. Aún siguen yendo a Internet, pero estoy convencida de que cuando están listos para tomar la decisión, levantan el teléfono y llaman.

El guión era: “Podemos ocuparnos de ese problema. Nadie necesita saberlo”. Y luego preguntamos:” ¿Cuál es el primer día de su último período normal?”. La niña calcula la fecha; si no lo sabe, se lo deja a esta supuesta consejera, que utiliza una rueda que realmente se usa para calcular la fecha de nacimiento del bebé. Pero habla sobre cumpleaños o bebé; le dice: “Estás embarazada de 8 semanas”.

“Tienen que identificar el miedo. ¿Por qué identifican el miedo? Usan ese miedo para revender el aborto cada vez que la chica se les escapa”


Ahora piensa en eso. ¿Que hizo ella? Ella acaba de confirmar el peor miedo de esta joven y comienza el proceso de venta del procedimiento de aborto. Uno pensaría que la chica diría: “Pare, ¿cómo puede decirme eso por teléfono?”. Pero recuerda: este es el ‘experto en embarazo’. Esa semilla está plantada, ese temor está confirmado.

La siguiente pregunta es: “¿Son buenas o malas noticias?”. Y, por supuesto, son malas noticias o no llamaría a una clínica de abortos. Entonces, cuando responde, “malas noticias”, nuevamente, se le asegura que podemos encargarnos de su ‘problema’ y que nadie necesita saberlo.

Y ahora “haz entrar el dinero”. Pero tienen que identificar el miedo. ¿Por qué identifican el miedo? Usan ese miedo para revender el aborto cada vez que la chica se les escapa. Tus padres no tienen que saberlo, no tienes que perderte el equipo de animadoras, no tienes que faltar al trabajo. Y pronto la niña escupirá el miedo y no se dará cuenta de que les está dando todo lo que necesitan para confirmarle que el aborto es la respuesta.

Y luego hablan de dinero. “Son 500 dólares. Espere un minuto, espere un minuto, no se asuste”. Antes que nada, ahora dicen: “Puede optar a una subvención de hasta el 40% para su aborto “. Y hacen un pequeño cuestionario con ella en el que por supuesto preguntan las cuestiones para ver si ella puede optar y luego una fundación en los Estados Unidos financiará hasta el 40% del aborto de una mujer si es calificada como de bajos ingresos.

Y si no, “Consiga su dinero, pida prestado su dinero, dígale a su amigo que conseguirá un trabajo, pagúelo en unos meses”. No hay abortos gratis. Si los abortos son tan buenos para las mujeres, ¿por qué no son gratis?

“Nunca venden la vida en ningún momento. No hablan sobre continuar el embarazo en absoluto. Nunca hablan de adopción, nunca hablan de la paternidad, solo hablan de aborto”


Y lo siguiente es que tienen que traerla lo más rápido posible. Si ella es citada demasiado tarde irá a otro lugar. Pero la traes lo antes posible porque no quieres que tenga tiempo para pensar sobre ello, no quieres que tenga un sistema de apoyo que venga y diga: “Oye, espera un momento, puedes tener este bebé”. Sólo haz que entre y sabes que la saludarán en la puerta. Será rápidamente llevada de nuevo para ver si su propia prueba de embarazo se convierte en positiva o negativa. Si es positiva, la agarran por la parte huesuda de su codo, se aprietan para llamar su atención y dicen: “Lo siento mucho, ¿quieres ocuparte de esto ahora?” Y demasiados esas chicas corren al frente y dicen que .

Dentro de la industria del aborto, ¿las personas que trabajan empresarios puros o se consideran ‘guerreros de la justicia reproductiva’ o es una combinación de ambos?

Es una combinación de ambos. Tienes algunos ‘bienhechores’ que realmente están tratando de ayudar a las mujeres. Tienes mujeres que han tenido abortos y que los están justificando. Tienes sobrevivientes de incesto y violación que están heridas. Pero sea lo que sea que haya dentro de esa clínica de aborto, solo mírelos: son personas heridas, personas heridas. Dientes apretados, puños apretados. No son personas felices, están lastimando a la gente, y tenemos que verlos así. Excepto por la gracia de Dios, ahí va Carol Everett. Y entonces trato de verlos de una manera diferente.

Pero la otra cosa que debemos recordar a medida que avanzamos es que hay dos tipos, hay personas codiciosas que están haciendo dinero en la cima como yo. Y luego hay gente en la parte inferior que son los que hacen ‘el bien’. Pero recuerda esto: nunca venden la vida en ningún momento. No hablan sobre continuar el embarazo en absoluto. Nunca hablan de adopción, nunca hablan de la paternidad, solo hablan de aborto, independientemente de lo que sean, venden su producto.

Antes dijiste que había diferentes formas de garantizar que puedas hacer que estas chicas repitan clientes. ¿Cuáles fueron esos?

Queríamos asegurarnos de que nos quisieran y, por supuesto, fuimos amables con ellos. Pero distribuimos condones defectuosos a los niños, no compramos los mejores preservativos, compramos de segunda o condones defectuosos. Y cuando las chicas vinieron para su aborto les dimos un paquete de píldoras anticonceptivas. Les dijimos que comenzaran a tomarlos los sábados, de esa forma nunca tendrían una píldora el fin de semana.

Y distribuimos píldoras anticonceptivas de dosis baja que sabíamos que se deben tomar con eficacia a la misma hora todos los días para proporcionar un nivel de efectividad. Sabíamos que la mayoría de las chicas no las tomarían con precisión, y sabíamos que quedaría embarazada de nuevo. Y en realidad, estas son las que enviamos a las escuelas a distribuir las píldoras anticonceptivas de baja dosis que sabíamos que las niñas quedarían embarazadas. Nuestra meta era sacar de tres a cinco abortos en cada mujer joven entre los 13 y los 18 años.

“Planned Parenthood tiene una agenda llamada ‘Consigamos que se embaracen, pero nunca la encontrará por escrito y nadie lo va a admitir jamás”


¿Con qué frecuencia fue tan exitoso?

Muy exitoso. Más del 50%. Vi a una mujer que tuvo su noveno aborto. Ya sabes, nos hicimos amigos de algunas de esas mujeres. Tuvimos a una mujer que estaba teniendo una aventura y que se quedaría embarazada para tener un abrigo de marta o un anillo de diamantes. Lamentablemente, escuchamos muchas de esas historias y ahora con casi un 50% de tasa de repetición en toda la nación, el aborto es un método anticonceptivo para muchos.

¿Diría usted que las corporaciones de aborto gigantes como Planned Parenthood emplean las mismas tácticas cuando apuestan por la educación sexual y cuando apoyan la anticoncepción y el control de la natalidad? Usted dice que hay algunos llamados bienhechores, pero ¿es eso parte de su modelo de negocios o es parte de su ideología?

Creo que es parte de la ideología en la parte superior, pero, por supuesto, las personas que realmente lo están haciendo no entienden eso. La mayoría de ellos son los ‘bienhechores’. Pero debes recordar esto: pregúntate qué hace Planned Parenthood cuando ingresan en una escuela. Vaya a la Red, mire su Teen Wire, mire sus sitios web, vea lo que les dicen a estos niños sobre qué pueden hacer. Ahora están hablando de perversión y todo tipo de actos sexuales enfermos. La verdad del asunto es que les están diciendo que experimenten cada vez más jóvenes. Y sabemos que distribuyen condones en algunas escuelas de Nueva Jersey desde los siete años. Esos niños no necesitan saber nada al respecto.

Ahora tienen un libro para niños de dos años, ¿Qué necesitan saber los niños de dos años sobre el sexo? Planned Parenthood tiene una agenda llamada ‘Consigamos que se embaracen, pero nunca la encontrará por escrito y nadie lo va a admitir jamás. Es solo parte de quién y qué son. Pero mira lo que hacen, entiende lo que hacen. Y luego pregúntate por qué lo hacen en el mundo. Nunca hablan de abstinencia. Cuando hablan de abstinencia, dicen: “Deberías abstenerte, la abstinencia es la mejor manera, pero no lo vas a hacer así que esta es la manera de tener sexo seguro . Cada vez que alguien habla sobre sexo seguro, o reparte condones, o incluso habla con niños con ambos sexos presentes, no está tratando de detener la actividad sexual. Están tratando de promoverlo.

¿Qué tipo de cosas viste dentro de las clínicas de aborto que, si pudieras, mostrarías al público?

Les mostraría que no pueden usar instrumentos estériles si tienen cincuenta pacientes en un día. Si están trabajando con dos abortistas que quieren hacer 10-12 abortos por hora. Pueden comenzar con instrumentos estériles, pero no hay manera de que pueda lavar esos instrumentos a una velocidad de 10-12 por hora y darles la vuelta y refrescarlos a tiempo para que los reutilicen.

Cuando el primer aborto [se realiza] y lo llevan al suministro central, el técnico de suministros central tiene que revisar las partes del cuerpo del bebé para asegurarse de que todas las piezas estén allí porque si no, el médico tendrá que volver a entrar. Luego lavará los instrumentos, enrollará los instrumentos, los colocará en el esterilizador, los elevará a 270 grados durante 20 minutos. Y cuando lo hace, después de dejar salir el vapor, lo que toma unos minutos, hay que dejar que se enfríe. Y he visto a doctores tomar instrumentos calientes y usar un tampón para dilatar el cuello uterino de la mujer. Entonces, estaba quemando el cuello uterino de esa mujer porque esos instrumentos estaban tan calientes que no podía sostenerlos con sus propias manos. Y luego, después de un tiempo, simplemente se rinden porque 20-24 abortos por hora, con 21 juegos de instrumentos, no hay forma. Y lo que ocurre es que recurren a algo llamado cydex [un limpiador quirúrgico], en el que sólo tienes que sumergirlos, y como no es posible remojarlos durante veinte minutos para que sean estériles, simplemente los limpian.

Habitualmente hablando, su miembro de público proaborto  promedio dirá, y probablemente creerá, que el bebé que se extrae es solo un grupo de células o simplemente un conjunto de tejidos fetales. ¿Cómo se ve realmente?

Tan pronto como el aborto ha sido realizado, el bebé debe ser reconstruido para asegurarse de que está todo allí. Ahora, piensa en eso. Seis semanas, tienen que estar seguros de que la pequeña cabeza está allí, y que las pequeñas extremidades están allí. Sí, pueden ser parecidos a la parafina, pero están allí, translúcidos, pero están ahí, y tienes que comprobar. Y a medida que son más mayores y crecen, la estenosis muscular es mucho más fuerte, pero en todos los niveles debes estar seguro de que se eliminó cada parte del cuerpo de cada bebé. Y cuando tienen doce semanas, los reconstruyes. Reconstruyes a un bebé y lo dejas en sobre una compresa para asegurarte de que lo tienes todo.

¿Cómo fue ver realmente a un bebé después de un aborto?

Siempre son destruidos. Las partes del cuerpo del bebé siempre se destruyen. A menos que sean un aborto de segundo o tercer trimestre. En ese caso son tan fuertes que no se separarán. Y algunos de esos no se separarán. Entonces te quedarán con una cabeza que saldrá del cuerpo, diría que [hacia las] 32 semanas.

¿Cómo reacciona la gente al ver esto? Porque una de las cosas que es interesante es que escuché a ex trabajadoras del aborto como Abby Johnson decir que cuando vio a un bebé básicamente se desintegró ante sus ojos en un ultrasonido, eso fue lo que hizo. Pero lo que me estás describiendo es un proceso mediante el cual ves que los bebés están recomponiéndose. Después de ver eso, ¿qué es lo que te permite permanecer negándolo? 

Te dices a ti mismo que estás ayudando a esa mujer. Sabes que está mal, pero te dices a ti mismo que estabas ayudando a esa mujer, así que simplemente vas y lo dices. Cuando alguien de mi equipo pudiera tener algún tipo de ‘ataque’ y podía ver algo que es difícil, les podía decir: “Recuerda que ayudaste a una mujer, ayudaste a una mujer”, y ese fue nuestro mantra. Eso es lo que dijimos.

¿Alguna vez impactó a las personas dentro de los abortorios , viendo los resultados del aborto?

Una mujer se me acercó muy temprano cuando apenas estaba allí. Ella trabajó en la primera clínica donde trabajé y era la técnica de la central de suministros. La que reconstruyó los bebés todo el tiempo, los puso a disposición y limpió los instrumentos. Llegó una mañana y dijo: “No puedo hacerlo más. Tuve una pesadilla anoche. Esos bebés estaban sentados en el fregadero con sus pequeñas piernas cruzadas, pareciendo querubines que me saludaban y no puedo ser parte en la muerte de otro bebé”. Y se fue. Siempre he admirado a esa mujer. Al menos ella defendió lo que creía. Y normalmente les pagamos tanto dinero que no podían ganar tanto dinero en otro lado, así que se quedarían con nosotros, pero a ella no le importaba. Ella defendió lo que creía.

* Publicado originalmente en LifeSiteNews

La entrada Carol Everett: “Nuestra meta era sacar de 3 a 5 abortos en cada mujer” aparece primero en Actuall.


Source: Actuall / Vida